viernes, 20 de marzo de 2015

Eres Rico. Tu Riqueza


Conozco muchas personas que buscan la riqueza por delante de casi todo. Es un deseo que leo entre líneas en muchas conversaciones con frases como: "si me tocara la lotería...".

Claro está que cualquiera que reciba unos cuantos millones sentirá una profunda libertad. En primer lugar podrá dejar su trabajo, elegir la casa que realmente desea, viajar a los lugares que tantas veces ha visto en las películas y vestir aquellas prendas que tanto les gustan. Dejará de preocuparse por la asistencia médica, la jubilación o la educación de sus hijos y seguro que muchos cambian de coche.

Sin lugar a dudas, una enorme suma genera tranquilidad y esto facilita las decisiones. Lo que no suelo escuchar es qué cantidad necesita cada uno para plantearse ese cambio de vida. Algunos comentan que con pagar la hipoteca sería suficiente, otros con cancelar las deudas estarían satisfechos, a unos tantos les he oído que con un par de millones de euros dejarían el trabajo, y muchos rezan por que la cuantía tenga más de 7 cifras (en euros o dólares) para un cambio de vida radical .

Lo que está claro es que para querer cambiar algo importante en nuestra vida, primero necesitas saber lo que quieres, y qué y cómo lo necesitas para conseguirlo. La mayor parte de nosotros no nos hemos planteado cuánto dinero nos hace falta porque no nos hemos parado a analizar qué queremos y qué necesitamos. Un buen comienzo pasa por saber cómo de rico soy en la actualidad, porque sí, todos podemos medir nuestro nivel de riqueza de una forma gráfica muy sencilla. 
Esto nos permite: definir un objetivo y comparar nuestra evolución hacía él.
Tanto definir tu objetivo financiero principal como las fases necesarias para su consecución, es algo que podemos trabajar en profundidad y de manera individualizada en las sesiones de coaching personales..

Antes de que podamos calcularla, te explico cuál es mi forma de entender la riqueza en un sentido más cercano a nuestra realidad y no tanto a la de personajes como Amancio Ortega, Carlos Slim, Bill Gates o Marck Zuckerberg. Riqueza Personal: se trata de definir cuánto tiempo puedo subsistir con el ahorro que tengo y los ingresos pasivos que genero, en caso de que perdiese mi fuente de ingresos principal (ver post sobre los Ingresos).

Para comenzar, hay que detallar bien los gastos que tengo cada mes y qué cuantía mínima necesito para cubrirlos de forma que pueda mantener mi nivel de vida, sin verlo drásticamente perjudicado. Tenemos que analizar también las deudas con que me encuentro y las cuotas que he de pagar por ellas.

Una vez definido, y valorado todo mi ahorro tal y como comentábamos en el anterior post (Mi Foto Financiera), puedo calcular cuánto tiempo podría auto-mantenerme. Por tanto, el resultado lo obtendremos meses y días.

Como una imagen vale más que mil palabras, vamos a comentar varias situaciones en la que, por simplificar, partimos de una misma base: una pareja, con dos hijos y los mismos gastos básicos: suministros, niños, alimentación, transporte y varios; y sin pasivos recurrentes (intereses, alquileres, dividendos, etc.).


CASO 1:
Vivienda en alquiler, sin Préstamos, sin Tarjetas y sin Ahorros.

Alquiler 700 Cuentas 1162
Suministros 130 SUMA 1162
Niños 80
Transporte 100
Alimentación 150
Cuotas Tarjetas 80
Varios 200
SUMA 1440

Para calcular el nivel de riqueza de la pareja, dividimos el ahorro total entre su presupuesto mensualizado y obtenemos  0,80 (1162/1440), casi 0,81 meses. Esto nos indica que esta pareja se encuentra en un nivel de riqueza por debajo de 1 mes, es decir, podrían subsistir alrededor de 24 días si perdieran su principal fuente de ingresos en la actualidad.


CASO 2:
Vivienda en alquiler, con un pequeño Préstamo de coche, una deuda acumulada de Tarjeta de Crédito y Ahorro en Fondos de Inversión.

Alquiler 700 Prest. Coche -3000
Suministros 130 Tarjetas -1100
Préstamo 60 Cuentas 1162
Niños 80 Fondos Inversión 900
Transporte 100 SUMA 1 -2038
Alimentación 150 SUMA 2   2062
Cuotas Tarjetas 80
Varios 200
SUMA 1500


El cálculo de la pareja en esta nueva situación, genera un nivel de riqueza negativo de -1.35 meses (-2038/1500). Es decir, si perdieran sus ingresos actuales, no podrían mantenerse ningún mes ya que sus ahorros no son suficientes ni para devolver sus deudas, ni para mantenerse a sí mismos siquiera el primer mes.

En este caso, podemos hacer un segundo cálculo en el que no tenemos en cuenta sus deudas sino las cuotas de las mismas, es decir, la cuota de la tarjeta y del préstamo del coche. De esta forma, su nivel de ahorro será de 1.37 meses (2062/1500) es decir, podrían subsistir un mes completo y los primeros 11 días del siguiente.


CASO 3:
En el último caso, la pareja tiene una Hipoteca, un Préstamo de coche, unas Tarjetas que acumulan saldo aplazado y Ahorros en bolsa y fondos.


Hipoteca 700 Hipoteca -80000
Suministros 130 Prést. Coche -3000
Préstamo 60 Tarjetas -1100
Niños 80 Cuentas 1162
Transporte 100 Fondos Inversión 900
Alimentación 150 Bolsa 597
Cuotas Tarjetas 80 SUMA 1 -81441
Varios 200 SUMA 2   2659
SUMA 1500


Nos encontramos ahora ante una situación similar a la anterior. Las deudas acumuladas por la familia son muy superiores a sus ahorros por lo que si tuviéramos en cuenta la suma del conjunto, la riqueza total sería negativa en -54.19 meses. Siempre que ésta sea negativa, nos indica que la pareja se encuentra en una muy difícil situación si perdiese su actual fuente de ingresos, ya que siquiera podrían sobrevivir un mes mientras buscan una nueva fuente. Este hecho se agrava cuando se tienen personas a cargo: padres o hijos. 

Si atendemos al cálculo valorando solo las cuotas de las deudas (que sería la forma correcta de hacerlo), esta familia se encontraría en una mejor situación. Su nivel de riqueza será entonces de 1.77 meses, es decir, un mes y 23 días, casi 2 meses de relativa independencia, hasta encontrar una nueva fuente de ingresos.


Cuanto más tiempo podamos mantenernos, mayor será la estabilidad real con que me encuentro. La Independencia Financiera, concepto que se comenta mucho en la actualidad de Internet, se trata de conseguir ingresos pasivos por importe suficiente como para poder atender el nivel de vida que deseamos. 

A mí me gusta representar la situación de cada uno de forma visual, para lo que utilizo el semáforo de riqueza. Tenemos una riqueza nivel rojo cuando esta sea negativa o cuando siquiera tengamos un pequeño colchón como para subsistir un mes. Nos encontramos en nivel amarillo, cuando podemos atender nuestro nivel de vida durante al menos 6 meses. Para verte en nivel verde, tendrás que alcanzar el nivel de ahorro e ingresos pasivos suficiente como para auto-mantenerte durante mínimo un año. 

Esta herramienta de cálculo (riqueza en meses) y comparación (semáforo de riqueza), nos permite una rápida clasificación visual y nos ayuda  en los autoseguimientos, lo que facilita de buena forma un sistema de trabajo. La mejor manera de profundizar con esto de forma personalizada es mediante sesiones individualizadas, no obstante, la intención de este post y de los cursos es presentarlos y enseñaros a calcularlos de forma independiente.

Espero haber sido capaz de transmitir la fuerza del concepto y la facilidad, tanto de su cálculo, como del semáforo. Me gustará leer vuestras dudas o sugerencias en los comentarios.

Hasta pronto!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.